¿Las energías renovables también necesitan generadores de apoyo?

Productos

Las energías renovables, que proceden de recursos naturales que se renuevan de forma ilimitada (el sol, el viento o el agua), crecen año tras año. La reducción del coste de la instalación, la disponibilidad de acceso a estos recursos y la creciente preocupación por el medio ambiente han hecho que muchas personas y empresas opten por este tipo de sistema energético.

Sin embargo, las fuentes de energía renovable no son continuas, ya que sólo están disponibles en determinados momentos (cuando hay sol o viento, por ejemplo) y en determinadas cantidades que suelen añadirse a una red energética previamente existente, por lo que un fallo o mal funcionamiento puede provocar la inestabilidad del suministro.

En algunos contextos de aplicación, como aeropuertos, hospitales o unidades industriales, un fallo de este tipo puede tener consecuencias muy graves. Por lo tanto, es esencial asegurar un sistema de respaldo, mediante la instalación de generadores de emergencia.

En el caso de las plantas fotovoltaicas, es habitual el uso de generadores como respaldo, bien para asegurar el suministro en los periodos en los que la radiación solar es menor, bien para hacer frente a los picos de consumo.

De este modo, combinando ambas fuentes de energía, es posible garantizar una mayor fiabilidad y eficiencia energética. Es posible ahorrar en el consumo de combustible, al tiempo que se reduce el impacto medioambiental de la producción de electricidad y se garantiza una producción de energía constante.

También para garantizar la seguridad de las instalaciones y las personas, estos sistemas de generación de energía son la solución perfecta. En caso de avería o mal tiempo, tanto los aerogeneradores, que aprovechan el viento, como los paneles solares necesitan energía para completar sus procesos, moviéndose y recuperando una posición que les permita protegerse a sí mismos y a su entorno.

Por ello, los grupos electrógenos deben estar preparados para funcionar de forma continua o para entrar en acción cuando haya averías, alimentando todos los sistemas que garantizan la seguridad de la instalación y respondiendo a sus necesidades energéticas de forma eficiente, ya que también es importante mantener la coherencia y respetar al máximo los estándares de sostenibilidad de este tipo de instalaciones.

 

¿Cuáles son las características diferenciales de estos generadores?

Robustez y calidad

Deben tenerse en cuenta las condiciones del terreno, la temperatura del ambiente, las condiciones del suelo, la existencia de arena o polvo, el riesgo sísmico, la altitud sobre el nivel del mar, el estado de las infraestructuras de acceso y de las redes energéticas.

Todos estos factores influyen en la concepción o en la elección de un grupo electrógeno para fines de apoyo a fuentes de energía renovable y, teniendo en cuenta que, generalmente, su ubicación se encuentra en lugares aislados y de difícil acceso, estos generadores deben ser robustos y de alta calidad.

 

Eficiencia

Estos grupos electrógenos deben garantizar la potencia necesaria para la instalación, además de un suministro fiable. Dependiendo de las necesidades energéticas y del tipo de instalación, podrá ser utilizado solamente un grupo electrógeno o varios de ellos.

Además, en estos proyectos, es habitual que se mantenga la coherencia en términos de sostenibilidad y respeto por el medio ambiente, por lo que la optimización del consumo de combustible debe ser una prioridad en el diseño y desarrollo de estos generadores.

 

Autonomía

Para situaciones de uso permanente, es importante que los grupos electrógenos utilizados en este tipo de proyectos tengan la autonomía suficiente para operar durante largos períodos, lo que se consigue implementando depósitos de combustible de mayor capacidad.

También por las características de las ubicaciones de este tipo de instalaciones, normalmente aisladas o de difícil acceso, es necesario conceder gran autonomía a estos generadores.

 

Sistema de control y arranque automático

El sistema de control y arranque debe ser automático, ya que estos grupos tienen que ser capaces de apoyar el funcionamiento de los sistemas renovables o gestionar su paro, sin la intervención humana por todo lo que ha sido mencionado anteriormente.

Comparte esto en