Las soluciones de Grupel para plantas desaladoras

Productos | Proyectos

Recientemente, Grupel ha realizado dos proyectos distintos para dos plantas desaladoras, una en México y otra en Marruecos. Se trata de instalaciones grandes y complejas que dependen de la electricidad para funcionar correctamente, por lo que es importante garantizar un suministro sin fallos.

A lo largo de los años, Grupel ha servido a diversas aplicaciones con generadores eléctricos y proyectos especialmente diseñados para contextos complejos y requisitos específicos.

Desde la construcción hasta la hostelería, pasando por la agricultura, las infraestructuras y la industria, Grupel es capaz de crear y desarrollar soluciones energéticas para diversos fines y operar según diferentes requisitos, en diferentes condiciones.

Todo ello, gracias a su equipo de ingeniería y desarrollo de productos, cuyo trabajo diario consiste en diseñar y planificar sistemas energéticos a medida para satisfacer las necesidades de clientes de todo el mundo y los requisitos de sus proyectos.

En el caso de estas dos plantas desaladoras, los proyectos que las sustentan están totalmente adaptados a las particularidades de cada infraestructura, teniendo en cuenta los equipos que las componen y el tipo de operaciones que realizan.

 

A grandes rasgos, el proyecto de México cuenta con cinco generadores (2 x 640kVA + 3 x 930kVA) y está diseñado para un funcionamiento continuo. Además, tiene algunas características especiales:

  • los generadores con la misma potencia de salida pueden funcionar en paralelo entre sí
  • los alternadores están tratados para ambientes salinos, dada la ubicación costera de la instalación
  • las unidades incluyen silentblocks antisísmicos, para su adaptación a las condiciones y normas locales

 

Más información sobre el proyecto.

 

El proyecto instalado en Marruecos consta de dos generadores diésel de 550kVA y las características que lo hacen especial son, entre otras:

  • la capacidad de funcionar en paralelo
  • adaptación a las condiciones y normas locales, con la inclusión de silentblocks antisísmicos
  • la robustez (doble pared) y la gran autonomía (1000 litros) de los depósitos de combustible

 

Más información sobre el proyecto.

 

Las plantas desaladoras se encargan del tratamiento del agua de mar y su posterior conversión para uso en contextos de escasez de agua dulce, en lugares generalmente afectados por períodos recurrentes de sequía. Se trata de grandes estructuras con maquinaria pesada y complejos sistemas automatizados, por lo que dependen de la energía eléctrica para funcionar correctamente y con seguridad.

Cualquier fallo en el suministro eléctrico puede causar graves daños en los equipos y sistemas de estas instalaciones, poniendo en riesgo sus procesos, además de comprometer sus sistemas de control y supervisión, lo que puede llevar a un funcionamiento peligroso.

Por este motivo, es importante garantizar una fuente de energía estable que permita que la instalación funcione correctamente y con seguridad. El uso de generadores eléctricos como sistemas de energía de emergencia es esencial para garantizar un reinicio rápido y seguro de las operaciones de la infraestructura en caso de un corte de energía. Utilizarlas como fuentes de energía continua también puede ser una solución ideal, ya que garantiza un funcionamiento más estable y eficiente.

 

Comparte esto en